Treinta años de intenso servicio, en la casa grande de la familia, donde crecieron muchos niños, donde la abuela cocinó para toda la familia cientos de veces,…merecida jubilación! Ahora damos paso a nuevas soluciones de almacenaje, a una distribución más adecuada a su uso actual.

Ya no volverán a chocar con las esquinas de las estanterías, ni a pedir que se aparte el que se siente a la mesa, que así no se puede cocinar. En el baño ya puede maquillarse una mientras otra se lava los dientes y se habilitan espacios de almacenaje.

La limpieza, el orden, los colores claros combinados con el inox de los electrodomésticos y grifería, y un toque de nostalgia en el pavimento son la base de la nueva decoración.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email